Home > Industria > Aparecen en las vitrinas los modelos 2010

Aparecen en las vitrinas los modelos 2010

imagen-5428913-2Si usted compró su 2009 en el 2008, hoy conduce un vehículo de un año de uso, y si lo adquirió en el 2009, está a bordo de un usado por culpa de los 2010. ¿Cómo es la cosa?

En la penúltima edición de la revista Motor apareció una nueva columna en los listados ‘Usados Nacionales’ y ‘Usados Importados’ que quizá no cayó muy en gracia entre los que aún se sienten (y de hecho están) estrenando: la de los vehículos 2009.

Esa ‘molestia’ puede ser causada por dos fenómenos que se repiten año tras año: por un lado, no es lógico pensar que un carro que fue adquirido a mediados del año pasado, pero con el apellido ‘2009′, sea considerado como nuevo, sencillamente porque ya tiene 12 meses de uso.

Una segunda explicación tiene que ver con los modelos marcados con el año posterior, pero que llegan a las vitrinas a mediados del periodo en curso y que, definitivamente, mueven la lista de los que se van envejeciendo, afectando incluso los vehículos adquiridos inmediatamente antes del cambio de nomenclatura.

Unos y otros se ven afectados, respectivamente, por las razones expuestas arriba, de ahí que, en este caso, el año de compra, el kilometraje, la garantía y, naturalmente, el estado general del carro, son determinantes a la hora de comprar o vender, y no tanto la sigla ‘2009′, que es la misma para ambos y se enmarca por igual en el listado de Motor.

¿Por qué se adelantan las marcas?

Salir seis u ocho meses antes con la sigla del año posterior responde a un acuerdo mundial, que tiene que ver con el número que identifica a las marcas y los modelos: el VIN.

Todas las marcas están autorizadas para ‘adelantarse’ al año siguiente, siempre y cuando cumplan con dos características: que el nuevo modelo sea diferente al del año en curso y que el modelo actual no cambie, al menos hasta mediados del año siguiente.

En otras palabras, cuando un fabricante cambia uno o varios de sus modelos a mediados del primer semestre, puede obtener un VIN correspondiente al año siguiente, y su VIN será vigente desde ese día hasta finales del siguiente año.

Esto les permite tener en vitrina dos autos diferentes del mismo modelo, lo cual por supuesto la favorece al momento de ofrecerlos y le permite tener precios competitivos en los vehículos ‘del año anterior’. También favorece al consumidor, pues por menos plata adquiere un vehículo de similares características al nuevo.

Pero también tiene su menos. Si en junio del 2010, los autos marcados con ese año ya se verán como usados, los 2009 igual de ‘viejo’ costará menos por el simple orden cronológico, situación que no debe incidir en la compra, si su intención es quedarse con el vehículo, al menos un par de años.

Comprar 2010 en el 2009 también tiene su ventajas, pero vistas al contrario: quizá hoy le salga más costoso que el 2009, pero en un año ese solo número le reportará beneficios, pues el vehículo bajará en menor proporción de lo que lo hará el 2009. Es decir, unas por otras. ¿Cuál comprar? El que su bolsillo mande.

El dólar influye

Pero, ¿cuál es el factor que se debe observar en los precios de los nuevos y la depreciación de los usados?

El dólar, base de liquidación para el material para ensamble de carros nacionales (CKD) y los carros importados, es el que finalmente ‘manda’ en las vitrinas de nuevos y afecta los usados 2009.

Esto significa que si el dólar se dispara, suben de inmediato los carros y si baja (como está sucediendo), los 2010 del 2009 seguramente llegarán a buenos precios y los 2009 (especialmente los del 2008), bajarán en la misma proporción.

Hay que tener en cuenta también que si el 2010 no sube o si llega con mejoras en cuanto al modelo y los equipos por la misma plata, el 2009 se deprecia desde el punto de vista cualitativo y no solamente desde lo económico. Y si a eso se le suma que ya son considerados como ‘usados’ (aún estando en vitrina), el castigo es mayor.

¿Cuál carro comprar?

Las preguntas que quedan son de difícil respuesta: ¿es mejor comprar un 2009 o un 2010? ¿Vale la pena comprar ya o es mejor esperar hasta final de año? La respuesta es, ‘depende’.

Nadie duda en que ‘la mejor marca es nuevo’, frase que en el caso de los 2009 y 2010 salidos de vitrina podría tener la misma connotación: ambos tienen la ventaja de la garantía (el gran valor agregado para quienes pagan más por estrenar) y ambos poseen todas las ventajas de calidad propias de los autos que no han sido ‘apaleados’.

A largo plazo, sin embargo, el 2009 se castigará más que el 2010, más aún cuando se empiecen a asomar los 2011, caso en el cual algunos se verán como ‘clásicos’ al lado de los segundos.

Cabe decir, sin embargo, que existe un proyecto de resolución con el que el Ministerio de Transporte busca que, a partir del año entrante, las marcas tengan vendido todo su stock 2010 antes de iniciar el 2011, lo que las obligaría a dejar de importar modelos del año siguiente durante el periodo anterior.

Esa resolución tiene mucho de largo y de ancho, puesto que la venta de los 2011 no es un capricho de los distribuidores en Colombia, sino de las mismas fábricas, que envían CKD y vehículos marcados con el año posterior, luego no podrían legalizar lo que sus casas matrices les obligan a vender.

Esto además, es una ley de comercio mundial respetada por toda la industria. El año entrante sabremos cómo funcionará esta iniciativa que va en contra del comportamiento mundial de la industria y muy probablemente deba ser modificada, pues muchos de los importadores van a recibir anticipadamente carros con la numeración del año siguiente por la razón de que se acabará la serie anterior.

Factores que influyen en el precio

Además del dólar, otros factores han influido directamente en los precios de los vehículos.
*A finales del 2006, se rebajó en un 8 por ciento el IVA para vehículos con motores de 1.400 cúbicos para arriba y de precios no mayores a 30 mil dólares. Esto les permitió a las marcas ofrecer los mismos carros, con motores más grandes, sin castigar el precio.
*Antes de la Reforma Tributaria del 2006, los carros de lujo pagaban 38 por ciento de IVA y pasaron a cancelar 35 por ciento. Las marcas ‘congelaron’ los precios de sus referencias de alta gama.
*La oferta actual de modelos es enorme, lo que le permite al consumidor mirar otros factores de compra, como precio, reventa, servicio, consumo de gasolina y costos de mantenimiento.
*La oferta de usados es más grande y de mejor calidad.

Ventajas de comprar 2009

*Tiene precio favorable respecto al 2010.
*Los impuestos se liquidan, entre otros, de acuerdo con el año de fabricación, luego el 2009 paga menos que el 2010.
*El Soat también es ligeramente más barato.
*Al salir de vitrina, tiene la misma garantía que el 2010.

Ventajas de comprar 2010

*Se depreciará menos que el 2009 cuando lleguen los 2011 a mediados del año entrante.
*Si vienen con mejoras tecnológicas, respecto al 2009, éstas serán determinantes al momento de la reventa.
*Es, de todas formas, ‘más nuevo’ que el nuevo 2009.

Publicado en El Tiempo

Categories: Industria Tags:
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.